choose your language

Se ha producido un error en este gadget.

DELIROSCOPIO

Loading...

martes, 23 de febrero de 2010

SUEÑOS RECURRENTES


Cuando era pequeño tenía dos sueños recurrentes que se prolongaron en el tiempo varios años. crecí con ellos, presentes en muchas de mis noches, como una de esas reposiciones a altas horas de la madrugada que vuelven a emitir una y otra vez. Uno de ellos tenía variantes formales, pero el fondo era siempre idéntico. El otro era siempre igual en forma y fondo.
El primero, el de las variantes con idéntico contenido, me presentaba siempre con un grupo de personas bien avenidas. Todos juntos nos disponíamos a iniciar una aventura, a cumplir una misión o a escapar de un peligro. Al final todos lo lograban menos yo. Yo era siempre el único que se quedaba atrás, y contemplaba con angustia como el resto del grupo se alejaba victorioso, mientras un servidor perecía en el intento. representaba la única baja del grupo al final de la aventura, y además siempre en el último momento. Cuando parecía que lo peor había pasado y todo llegaba al final feliz de la odisea..zas...sucumbía, aplastado por una piedra de 15 toneladas al intentar cruzar en último lugar la puerta de salida de ese castillo embrujado, por el que habíamos sorteado miles de peligros antes de llegar ahí. Cayéndome por la borda del transatlántico al ser el único que finalmente cedía al viento huracanado que soplaba en  cubierta. Precipitándome al vacío desde un aeroplano que giraba 360 grados, al no haberme sujetado el cinturón como todos los demás...y allí me quedaba, bajo la piedra, viendo la silueta de mis compañeros alejarse hacia el horizonte... hundiéndome en las aguas gélidas en la oscuridad del océano mientras el barco continuaba su rumbo... sintiendo el hormigueo en el estómago durante la angustiosa caída de la avioneta, que en breve terminaría en mortal colisión...naturalmente despertaba justo antes del impacto final. Dicen que en un sueño tuyo nunca puedes morir, pero en realidad el despertar sudoroso y taquicárdico representa la muerte. Regresar al estado de vigilia "es" la muerte. El otro lado del espejo, como nos recordaba Winsor McCay una y otra vez en las aventuras de su inquietante "LittleNemo".



El segundo sueño recurrente se prolongó incluso más que el anterior, casi hasta la edad adulta, y tenía siempre como escenario mi domicilio familiar, que consta de dos piezas fundamentales separadas por un largo pasillo que las conecta. en un extremo "el comedor", y en el opuesto, al final del pasillo, lo que llamábamos (y aún llamamos) "la consulta", ya que en sus primeros años de ejercicio, mi padre recibía en aquella parte de la casa a sus pacientes.
El comedor estaba siempre iluminado, poblado de animalitos y fantásticas criaturas solares, a la manera de un dibujo animado de las "Silly Symphonies" de Walt Disney


...Y ahí empezaba la pesadilla. de pronto el pasillo se inclinaba como si fuera un tobogán, y yo me veía resbalando por él inevitablemente. Ni aferrándome con las uñas al suelo conseguía frenar ese deslizamiento pasillo abajo, que me arrastraba con velocidad a la zona de "la consulta". Totalmente opuesta a la del comedor, la zona de la consulta era oscura y sombría, y en sus penumbras centelleaban satánicos ojos rojos que esperaban con ansia mi llegada. Yo, sin poder detener mi frenética precipitación, veía con terror como la distancia que me separaba de aquellos monstruos era cada vez menor, hasta que finalmente era engullido por aquella oscuridad, por los siglos de los siglos.
Recuerdo haber llamado a un programa de radio en que interpretaban los sueños. La pitonisa en cuestión comentaba que evidentemente todo aquello representaba mi temor a crecer, a ser adulto. El comedor era una metáfora de la infancia y la consulta simbolizaba la oscuridad de la vida adulta, con los demonios de la incertidumbre, la desprotección y la conciencia de la soledad.

Han pasado 20 años y sigo siendo ese niño que impotentemente intenta aferrarse con las uñas a un terreno del que ya fue desterrado hace tiempo, incapaz todavía de mirar cara a cara a los fantasmas de una realidad sobre la que no sabe operar. Respecto al primer sueño recurrente, la profecía también se ha hecho realidad. Miro a mi alrededor y aquellos con los que fui creciendo han dado los pasos sucesivos que la vida emocional y laboral van marcando, superaron los peligros de aquellas aventuras pueriles, castillos embrujados, travesías marinas, vuelos sobre reinos mágicos...han cruzado el terrorífico pasillo, pues ése era en verdad el auténtico terror, ese reino intermedio que te precipitaba hacia lo desconocido. Ahora ellos ya están al otro lado, y probablemente lo que antes era oscuridad y amenaza se ha convertido para ellos en una nueva realidad, la de sus responsabilidades adultas...
mientras tanto, yo sigo aquí, atrapado en el tiempo, en el limbo de los sueños perdidos. Con un pie en el pasado y otro en un futuro que todos desconocen, y que enajenadamente intento intuir, todo sea por la tentativa de saltarme un capítulo de mi existencia cuyo argumento no me convence. Aquí sigo, aferrándome a un terreno resbaladizo en una lucha perdida de la que no saldré vivo. Montando guardia en un fuerte, como único superviviente testarudo de una guerra que terminó ya hace muchísimo tiempo.


miércoles, 10 de febrero de 2010

HOMBRE LOBO

 Eels, uno de los pocos grupos que, a mi juicio, tiene la capacidad de combinar la tristeza y la melancolía con la esperanza del amanecer que experimenta un espíritu cansado de vagar en la sombra durante demasiado tiempo. La filosofía de la supervivencia, amparada por recuerdos combinados con sueños y divagación. Este grupo, aún bastante desconocido por aquí, abandera el Surrealismo musical y por lo tanto es inquilino del perro eléctrico por excelencia.
He pasado la noche esbozando esta página. fotografía onírica de una composición del Señor E, Mister "E", que así se denomina el alma de este grupo de trovadores de sueños y pesadillas, humanas y caninas



"In my dreams" se llama esta canción. del album "Hombre Lobo". Aquí está el video que inspiró estas viñetas. Ojalá todos pudieran encontrar a su sapo antes de que la búsqueda se convirtiera en una simple e indiferente inercia . porque los sueños, si no se hacen realidad cuando aún se desean, pierden su valor sentimental.


 



viernes, 5 de febrero de 2010

SURREALISMO POP


Craig

Hacia mediados de los 70 se empieza a consolidar un movimiento creativo, concentrado mayoritariamente en la costa oeste de U.S.A, más concretamente en el estado de California, que podría tener sus raíces en el "POP ART" desarrollado precedentemente en la costa este del mismo país, ya saben, Andy Warhol y sus latas de sopas Campbell o sus Marilyns multicromáticas, Liechtenstein, que parasitó la estética del cómic sin variación ni escrúpulo, presentando viñetas en formato cuadro etc. 


Y a Liechtenstein le tengo tirria en concreto, ya que se abrió paso por la demagógica selva de las galerías artísticas de Nueva York desmenuzando imágenes del arte secuencial, y consiguió crear un producto supuestamente D.O.C. considerado "Fine Art" (Arte mayor), desdeñando sin embargo la procedencia. A ninguno de esos pseudo-intelectuales de galería cantamañanera chic les picó mínimamente la curiosidad respecto a las características artísticas y culturales del cómic ni siquiera pagando millones de dólares por adquirir la trasposición de una viñeta a lienzo, tal ha sido y continua siendo la banal mirada que el arte secuencial ha merecido a lo largo del siglo XX a estos efectos.


Y es precisamente con  esta subestima que, retomando el inicio del artículo, evoluciona de estos ambientes sesenteros lo que inicialmente se denominaría  "lowbrow" o dicho en cristiano "arte menor", o arte de menos calidad. Así, sin escrúpulos, hablando en plata. Este término etiquetaba a todas aquellas obras y artistas que utilizaban la técnica pictórica para plasmar temáticas más o menos oníricas y psicotrópicas, a menudo a través de la estética del cómic  underground, estética ésta deformada como digo por el filtro fantasmagórico y mental de la iconoclastia, el sufrimiento mental o el consumo de ácidos heredado de los tiempos del "amor libre", el peace and love trasnochado. O al menos así venía visto este colectivo desde las altas esferas del "Fine Art" de galería.


(portada de la revista NSLM, "NOSOTROS SOMOS LOS MUERTOS", editada por MAX)

Robert Williams y su revista "juxtapoz" empiezan a forjar el término y a crear un nuevo mercado apartado del arte convencional que movía millones, para ir abriendo progresivamente las puertas de estos artistas a las galerías de los señoritos de alto standing que en busca de eso precisamente, novedad e iconoclastia, empezaron a dejar de mirar con tan malos ojos estas expresiones del subconsciente de sabor comiquero y underground, sobretodo cuando los críticos comedólares de turno dieron en formalizar su relación con el fenómeno bautizándolo con un nombre ya más serio, digno y comercial: El Surrealismo Pop.
...Y así llegamos a nuestros días, en el que el fenómeno se extiende y una nueva teta de la que mamar en nombre del arte parece ya más que oficial.
Naturalemente la mayoría de sus creadores de moda, los más aclamados del gremio, renuncian a ser etiquetados a un movimiento artístico contemporáneo que teóricamente viene de "los bajos culturales", ya que a parte de cerrarles eso puertas a determinados ambientes de compra-venta, no está bien visto para quien aspira un día a ser admitido en el olimpo de los Artistas con "A" mayúscula. Pero las malditas etiquetas le persiguen a uno como fantasmas del pasado, y es de justicia no condenar al cien por cien un mecanismo de reconocimiento al que en sus tiempos, en el ascenso y cuando convino, fue más que esgrimido por sus discípulos, que eso de poner un nombre a la propia obra, cuando aun no se está consagrado, no sabe tan agrio. ya saben como funciona.

A continuación una pequeña selección de algunos de los actuales exponentes internacionales del Surrealismo Pop, y luego a la cama. Seguro que más de uno tendrá pesadillas.

ERIC WHITE



Afincado en Nueva York, es uno de los príncipes de este movimiento, del cual él personalmente seguro que se desentiende. Uno de los artistas con mayor aceptación por parte del "Fine Art" system. Quizás tenga que ver con la relativa distancia a la estética de cómic underground, más próximo al surrealismo Daliniano puro y duro. Sus pinturas adornan las salas de estar de estrellitas del cine como Di Caprio, Vigo Mortenssen o el director Peter Farrelly entre otros, y tienen un saborcillo atmosférico a el Hollywood de los 40 casi todas ellas.






Ex miembro de una popular banda rock americana (curiosamente muchos de los exponentes del surrealismo pop compaginan la pintura con la música rock, baterías en concreto).
Chris Mars se recrea en la fealdad, la soledad y la desesperación de sus personajes, intentando según él hacer aflorar la inofensiva inocencia de su condición, a menudo ignorada y mutilada por su desagradable aspecto.




Holandesa, influenciada por el universo de Lewis Carrol,le gusta representar elementos relacionados con su infancia antropomorfizados y así rescatados de su inercia, tales como  juguetes olvidados, polos de fresa mordisqueados, galletitas y otras golosinas, pasados por ese filtro inquietante y oscuro típico del género






Otro de los exponentes más cotizados del Surrealismo Pop, afincado en Hollywood a lo grande, compagina su trabajo mayoritariamente publicitario con estas visiones perversas del Disney o el Tex Avery de finales de los 30, principios de los 40, en las que insufla una sexualidad morbosa a figuras que evocan nuestra infancia a través de los orígenes del dibujo animado.






Alemán, afirma que su principal fuente de inspiración es la naturaleza y los animales, aunque no descarta la representación rancia de la sociedad a través de figuras híbridas de viejos caballeros u obispos, a menudo utilizando tonos grises para evocar la atmósfera de una antigua fotografía.






Uno de los muchos exponentes españoles del movimiento, operativo en Barcelona, alias "Mágicomora" con el que firma performances y cortometrajes. Se dice influenciado entre otros por dibujantes de cómics uderground como Robert Crumb, músicos como David Bowie, cineastas como Tim Burton o programas de TV generacionales como la mítica "La Bola de cristal". Tuve el placer de discutir con él a través del canal de arte "Deviant Art" los prohibitivos precios de sus obras.







Chileno afincado en Barcelona, la definición de su obra es prácticamente la declaraciçon de principios de lo que se ha dado en llamar el Surrealismo Pop, un híbrido entre cómic, caricatura y pintura tradicional. Sus estremecedoras figuras de cuencos vacíos evocan a más de un personaje de los que nos han hecho la vida imposible en alguna que otra pesadilla estiva o de mala digestión.




Amigo y colaborador de la revista DELIRÓPOLIS: Surrealismo y Arte secuencial, este genial dibujante y pintor australiano es uno de los más prometedores exponentes del arte onírico que tengo el honor de conocer. Áboles de tortuosas ramas, glándulas pineales, edificios sudorosos y dentaduras con paletas separadas son algunos de sus fetiches recurrentes. qué no daría por entrar 5 minutos en su mente. Por cierto, este magnífico ejemplar adorna la sala de estar de mi piso de alquiler.

Y para cerrar el tema añado un par de ejemplos propios que los expertos califican de "Surrealismo Pop", aunque para mí representen un simple ensayo de transposición de cómic a técnicas pictóricas. Sin ir más lejos la cabecera de éste, mi querido blog "El Perro Eléctrico":





o este boceto a photoshop que en un futuro próximo planeo plasmar en óleo sobre lienzo, como el ejemplo anterior:




Si alguien está interesado en el tema recomiendo "Los colores del Underground" de Joan S. Luna, editado por Astiberri.

...que ustedes duerman a gusto.